Cómo iniciarse en la acuariofilia
2 noviembre, 2017
¿Cuáles son los mejores árboles para plantar en jardín?
16 noviembre, 2017

Las monturas para caballo más populares y sus usos

La elección de la montura es de gran importancia dentro del mundo de la hípica, ya que la silla es un elemento que une al caballo con el jinete, y de ella dependerán la comodidad y la seguridad.

En el mercado existen un importante número de opciones disponibles que hace que los jinetes noveles no sepan muy bien cuál es la mejor solución para ellos o cuál es la que más le conviene.

Es importante conocer las monturas para caballo más populares, las más usadas y las más demandadas teniendo en cuenta la amplia variedad de posibilidades. Más que por su nombre, hay que valorarlas por sus características y por cómo estas pueden aprovecharse en las diferentes disciplinas y tareas.

Sillas de montar más populares y para qué se usan

El principal motivo por el que se compra una silla es para usarla. De hecho, lo habitual es adquirir la montura para un uso concreto. Teniendo claro cuál será el uso principal es mucho más fácil identificar los tipos de monturas que mejor se adaptan a este.

La mayoría de las monturas deben su nombre al país o región en el que se perfeccionaron las características, si bien tienen diferencias que hoy hacen que sean reconocibles y muy apreciadas para la realización de unos ejercicios u otros.

Las mejores monturas camperas

Muy empleada en el país es la montura vaquera española, en el que el caballo se usa para atravesar largas extensiones de tierra en tareas de campo. Es una montura cómoda porque tienen una forma cuadrada e incluye almohadilla. Además cuentan con un pequeño respaldo.

Las monturas Western o CowBoy, por su parte, son las más populares en todo el mundo. Tradicionalmente se empleaba en trabajos relacionados con el campo y el ganado, por lo que se buscaba una comodidad que hoy es es una de sus principales ventajas. Aunque comparte algunas de las características de la montura española, esta suele tener un cuerno que se usaba para atar las reses.

Monturas para rodeos

La opción más popular es la silla western, aunque como alternativa a estas también se suelen emplear monturas para caballo australianas. Una silla australiana es más pesada debido al tipo de cuero con el que se fabrica, pero es cómoda y ofrece una buena sujeción y permite que el jinete realice el ejercicio  durante el rodeo.

Monturas para doma

La silla portuguesa incorpora elementos para que el jinete tenga una buena sujección y un mayor control de los movimientos del caballo, de ahí que sea el modelo más empleado cuando se buscan una montura de caballo para doma.

Muy apreciada también para doma es la silla de alta escuela que mantiene muchos de los elementos que ayudan a que el jinete se mantenga estable y pueda manejar con soltura el caballo.

Monturas para salto

La ligereza es la principal característica que se busca en las monturas que se usan para salto. Por ello, una silla inglesa es la más adecuada.

Para los entrenamientos, las monturas para caballo más populares son las sillas inglesas raid, una variedad de la clásica montura inglesa que se caracteriza por tener un asiento más amplio, siendo más cómoda para el jinete, y más pesada para el caballo, por lo que el animal se acostumbra a llevar más peso y mejora la agilidad después en competición con la silla inglesa clásica, más ligera.

Monturas para carreras

Las monturas para carreras son un tipo de silla especial, que están fabricadas exclusivamente para este tipo de entornos. En ellas se busca la mayor ligereza, teniendo un asiento muy pequeño y los estribos hacia adelante. Estas sillas de montar no son muy versátiles, siendo muy raro verlas fuera de las pistas de carreras de caballos.

Las sillas de montar más versátiles

Al elegir la montura para caballo, saber el uso que se le dará ayuda a saber qué tipo de silla elegir. Aunque si se busca una opción versátil, la silla de montar inglesa es, quizás, la más popular y utilizada.  Tienen una buena estructura, están bien diseñadas y son simples en cuanto a partes que la componen, lo  que hace de ella una solución prácticamente adecuada para todo tipo de usos: marcha, doma o salto, por ejemplo. De hecho es la más recomendada para quienes se inician en la hípica, pero también la más usada por jinetes profesionales.