Ideas para decorar tu hogar con plantas colgantes para interiores
29 marzo, 2018
Macetas para jardines, patios y zonas interiores: ¿Cuál es la mejor?
12 abril, 2018

Cuidados y alimentación  de nuestro conejo Toy

Los conejos son una de las mascotas más populares, sobre todo, desde que hace unos años aparecieron los conejos enanos, los conejos mini, los conejos toy y los super toy. Este tipo de mascotas se han popularizado con rapidez no solo por su simpático aspecto, sino porque además, sus reducidas dimensiones hacen de un conejo Toy la alternativa perfecta como mascota, incluso en casas pequeñas o apartamentos.

Sin embargo, su aspecto delicado puede llevarnos a pensar que nuestro conejo Toy es muy delicado y que necesita cuidados y atenciones especiales, sobre todo, en lo que respecta a su salud. Pero: ¿Es cierto que nuestros conejos enanos son más delicados que otras mascotas?

Cuidados y alimentación  de nuestro conejo Toy

Alimentación para Toys mascotas

Los conejos son herbívoros, también en las versiones mini. Por ello, una parte importante de la dieta de nuestro conejo Toy adulto son las verduras, que no pueden faltar en su alimentación diaria. De sobra es sabido que a los conejos les gustan las zanahorias, y esta hortaliza es imprescindibles, pero también lo son las verduras de hojas verdes, que deben consumir a diario.

Es importante asegurarse de que las verduras y las hortalizas con las que alimentamos a nuestro conejo enano estén bien lavadas y que sean frescas, sobre todo, hay que evitar dárselas en grandes cantidades para que tengan en la jaula. Al contrario, es mejor dosificarlas en pequeñas porciones para írselas dando a lo largo del día, para evitar que la comida fermente en la jaula. Además hay que proporcionarle heno y otras hierbas.

Cuando el conejo toy es aún una cría, debería alimentarse de leche materna al menos durante el primer mes y, después, combinar los piensos especiales con la incorporación paulatina de verduras y hortalizas.

Tan importante como la alimentación, es la bebida. El agua es esencial para nuestras mascotas y debemos procurar que esté limpia, para ello, lo mejor es disponer de un dosificador. Además, dependiendo de la zona, lo ideal es que sea agua mineral. No todas las mascotas beben la misma cantidad de agua, la diferencia puede ser importante de unos conejos a otros, ello puede deberse a factores climáticos y ambientales, pero también a la dieta (aquellos que toman más pienso, beben más agua) así que hay que controlar las necesidades reales de nuestras mascotas y ajustarse a ellas.

Cuidados que necesitan los conejos Toy

La limpieza es el cuidado básico de un conejo, y comienza por la elección de una jaula de dimensiones adecuadas y que facilite su limpieza. El suelo se deberá acondicionar con material ecológico, de esta forma se conseguirá una superficie sobre la que nuestro conejo Toy tenga mayor limpieza y, además, se encontrará cómodo. El interior de la jaula hay que cambiarlo y limpiarlo una vez a la semana, como mínimo. Hay que colocar además una caja de arena, que se cambiará un día sí, y uno, no.

El clima afecta a los conejos, también a las razas enanas. Soportan bien el frío, pero los conejos no soportan bien las altas temperaturas. Así que la ubicación de la jaula se elegirá en un lugar fresco; eso sí, es mejor evitar las corrientes de aire, que pueden hacer que nuestra mascota enferme.

Los juguetes no pueden faltar en su jaula, así como piezas de madera para que pueda roer.

Por último, no hay que olvidar controlar el estado de salud del animal. Los conejos también se vacunan y, además, debemos planificar dos visitas anuales rutinarias al veterinario especializado, y tantas como se consideren necesarias en caso de que nuestro toy presente algún problema de salud.

 

Los conejos Toy, enanos y mini son fantásticas mascotas ya que requieren de muy pocos cuidados, así que son ideales como mascotas incluso para niños pequeños. Sin embargo, el cuidado de una mascota, incluso de una tan sencilla de cuidar como un conejo enano, requiere de una gran responsabilidad y de constancia, por ello siempre se tiene que completar con la supervisión de un adulto, que será quien compruebe que la mascota está correctamente alimentada y limpia y que, además, realice las tareas de cuidado complementario necesarias, supervisando que el animal no se estresa ni que ingiere nada que no deba.

Un buen hábito es informarse sobre las distintas razas y sobre los cuidados específicos para cada una de ellas, para así elegir aquella más adecuada.