Jardinería y estilo

Esa es nuestra forma de entender el universo del jardín: máxima calidad técnica siempre unida a las últimas tendencias en paisajismo y decoración. Para nosotros la jardinería no es solo plantas y flores. Es diseño, concepto, sensaciones, aromas, belleza, moda, calidad y personalidad. Por ello, en Agrojardín, reunimos a los mejores especialistas para ofrecer productos y servicios personalizados al día de los gustos de nuestros clientes. Biólogos, ingenieros, paisajistas, decoradores y jardineros son quienes llevan 25 años haciendo posible esta forma de entender el mundo de las zonas verdes.

Agroconsejos

Agenda del Jardín

Fuente: www.verdeesvida.es

FLORES DE PLENO INVIERNO

A los resistentes pensamientos y ciclámenes, capaces de mantener toda su belleza a pesar del frío y las nevadas, se suman ahora los eléboros, o rosas de Navidad (Helleborus niger), ideales para climas húmedos, y más adelante las violetas, prímulas, bergenias. Y entre las trepadoras, los jazmines de invierno (Jasminum nudiflorum), el avellano mágico (Hamamelis mollis) y la bignonia de invierno (Bignonia venusta).

Si quieres que florezcan más tiempo apórtales un abono rico en fósforo y potasio.

EN ENERO

COMBATIR LAS PLAGAS. En enero, aprovecha para dar una nueva aplicación de aceite mineral antiplagas a los árboles.

PLANTAR . Si el suelo no está helado o empapado puedes llenar tu jardín de color en forma de pensamientos, violetas, coles ornamentales... También puedes plantar rosales, frutales y caducifolias en general, sobre todo si es a raíz desnuda.

ABONAR. Las vivaces y anuales que estén en flor deben recibir un abono rico en fósforo y potasio para que la floración se prolongue.

REGAR. Mantener húmedo el terreno evita que se compacte y contrarresta el efecto de las heladas, ya que aumenta la inercia térmica. Esto es especialmente importante para las plantas en tiesto. Riega en las horas centrales del día.

DRÁCENA, LA PLANTA DE ENERO

La drácena es una planta de interior alta y voluminosa, con uno o más troncos, de los cuales crecen sus espectaculares hojas verdes, amarillas y doradas, en ocasiones con algún matiz rosado o rojizo.

Pueden tener muchos tipos de hojas: pequeñas, delicadas y puntiagudas o grandes y suaves. Su gama de troncos también es variada: gruesos, delgados, altos, ramificados e incluso entramados.

Es muy fácil de cuidar, pues la planta almacena agua en su tronco y puede soportar bastante bien el hecho de que su dueño se olvide ocasionalmente de regarla. Algunos cuidados básicos:

- La drácena prefiere no exponerse al sol directo, pero necesita un lugar luminoso para mantener sus atractivas marcas.

- Solamente hay que regar cuando se seca el sustrato: la drácena no tolera sus pies mojados por mucho tiempo.

- Pulverizarla de vez en cuando mantiene sus hojas frescas y atractivas.

- Hay que abonarla una vez cada seis semanas en primavera y verano. Nada de abonos en otoño e invierno.

MÁS CONSEJOS

MACETEROS A SALVO

Envuelve con una arpillera, una funda antiheladas o plástico de burbujas los tiestos de la terraza para evitar que se rajen por acción del frío.

ACEITE ANTIPLAGAS

En enero efectúa en tus árboles la segun¬da aplicación de acei¬te mineral antiplagas, esta vez mezclado con fungicida. Empapa bien la corteza.

EL HUERTO

Enero marca el ini¬cio de la siembra de la rúcula directamente en el terreno. También puedes empezar a hacer semilleros de pimientos, nabos y ciertas lechugas.

EL CÉSPED

✓ Si se escarcha, evi¬ta el pisoteo y riega ligeramente para que el frío no lo queme.

✓ Impide la formación de charcos permanen¬tes para que no surjan musgo y líquenes.